Ars Poetica

Boutique de poesía

Las flautas de los bárbaros

  

Sobre los versos tomados de la poeta china Li Qingzhao: «En el pabellón del oeste pronto resonarán las flautas de los bárbaros», la poesía de Carlos Aganzo se implica profundamente con su tiempo para llamar la atención sobre la despersonalización y el abandono de la raíz grecolatina occidental, en aras de una nueva barbarie. Desde el intimismo más absoluto y en diálogo constante con los elementos de la Naturaleza, el libro explora la relación profunda del hombre con su cultura, para terminar asentándose firmemente en el principio del carpe diem. Ganador del Premio Universidad de León en el año 2012, Las flautas de los bárbaros se sitúa en el momento más intenso de la tetralogía que conforma la poesía última de Carlos Aganzo, al lado de Caídos ángeles y Las voces encendidas, y con la entrega final de En la región de Nod.

Colección
1 | BEATUS ILLE
Idioma
  • Castellano
EAN
9788494678684
ISBN
978-84-946786-8-4
Depósito legal
AS 00334-2017
Páginas
72
Ancho
14 cm
Alto
21 cm
Edición
1
Fecha publicación
01-03-2017
Edición en papel
12,00 € Añadir al carrito
También disponible en

Sobre Carlos Aganzo

  • Carlos Aganzo
    Carlos Aganzo (Madrid, 1963) es autor de los poemarios Ese lado violeta de las cosas (1998), Manantiales (2002 y 2008), Como si yo existiera (2004), La hora de los juncos (2006), Caídos Ángeles (2008), Las voces encendidas (2010), Las flautas de los bárbaros (2012) y En la región... Ver más sobre el autor

Muestra de audio

Booktrailer

Contenidos

POEMA INICIAL 11
LAS FLAUTAS DE LOS BÁRBAROS 13
I | No he olvidado, Pegaso 15 II | Desde fuera la casa 16 III | La sombra del dolor se manifiesta 17 IV | A salvo el corazón, lejos del hielo 18 V | El jabalí regresa a por lo suyo 19 VI | Como erupción de vida 20 VII | Rojas de libertad sobre la lápida 21 VIII | Estaban los vencejos 22 IX | Tuvo pena el esclavo de arrancar 23 X | A veces las amapolas 24 XI | Sólo para mis ojos, música solamente 25 XII | Bajo la ambigua luz de las lucernas 26 XIII | En el jardín la lluvia 27 XIV | Me preguntas por qué 28 XV | Viajo tronco arriba 29 XVI | En tu debilidad está tu fuerza 30 XVII | Los árboles que muestran a la tarde 32 XVIII | Desnudo del ornato 33 XIX | A su paso levantan las palomas 34 XX | Junto al acebo en flor, robándole al otoño 35 XXI | Ellos piensan, Euterpe 36 XXII | Tienen todos los pájaros 37 XXIII | No entorpece los sueños 38 XXIV | Porque el prado es oscuro 39 XXV | Negros son, carbonero 40 XXVI | Tarde iba el verderón; tarde y ausente 41 XXVII | Son vencejos, amigo, en esta tarde 42 XXVIII | Fogonazo de luz entre la sombra 43 XXIX | Aunque es de noche puedo 44 XXX | Se me clava la luz 46 XXXI | Duerme el agua sin pulso; 47 XXXII | Hay siempre una tensión y una esperanza 48 XXXIII | ¿Y cuánto de uno mismo 49 XXXIV | Agua de mayo, lluvia del otoño 50 XXXV | Agua en torrente para que lavemos 51 XXXVI | Lluvia de otoño, triste mansedumbre 52 XXXVII | Estas gradas recuerdan todavía 54 XXXVIII | Me dices que ya no viajas más 56 XXXIX | Venus trajo hasta aquí después de la batalla 57 XL | Era ayer cuando estábamos, amiga 58
POEMA FINAL 60
DEDICATORIAS 63