Boutique de poesía

Alexanderplatz ha olvidado los trenes

 

Disponible también en Amazon.com haciendo clic aquí (para envíos fuera de España).

  

Los poetas no somos gente honrada sino gente disociada con un alto nivel de despersonalización, que cambian de registro y de voz a solas, cuando todos duermen o todos trabajan. Los poetas nos ahogamos en un mar suburbial y espeso cuyo oleaje es la soledad y la realidad primigenia. Vamos dando dentelladas al mundo para igualar la muerte a la vida, esta que tanto nos cuesta definir e inventar cada día. Porque los poetas naufragan en la vida y solo las palabras son capaces de mantenernos con la respiración entrecortada pero libre. Los poetas no nos entendemos, nos vertemos para sobrevivir, nos ponemos en evidencia para reaccionar, batimos brazos igual a versos, y a veces caemos boca arriba en el aire como ballenas humeantes. María Alcocer

Autores contemporáneos
Colección
8 | SOLA NOCTE
Materia
Obras poéticas
Idioma
  • Castellano
EAN
9788417691660
ISBN
978-84-17691-66-0
Depósito legal
AS 00111-2019
Páginas
138
Ancho
14 cm
Alto
21 cm
Edición
1
Fecha publicación
10-05-2019
Edición en papel
14,00 €
15,44 US$ Añadir al carrito
También disponible en

Sobre María Alcocer González (Autores contemporáneos)

  • María Alcocer González
    Nací en Torralba de Calatrava (Ciudad Real) a mediados del siglo pasado cuando los niños iban a la biblioteca a leer en las tardes largas y húmedas de La Mancha. Más tarde, pero no tanto, empecé Medicina en la Complutense y con ello una vida dedicada a meter las narices en los li... Ver más sobre el autor

Contenidos

PRIMERA PARTE

ALEXANDERPLATZ HA OLVIDADO LOS TRENES 13 

CORO | Al llegar 15 

ACTO PRIMERO | (ELLA) 19 

I. Si tu no dices lo que es amor 21 II. Incluso antes de caerte 23 III. El botones nos abrió la puerta 24 IV. Anoche mantuve mi puerta blindada 26 V. El vuelo 605 no lamenta 27 VI. Resumir el silencio es 28 VII. Nadie podrá creer que agonicé en un ático 30 VIII. El mismo «maiestoso» en hilo musical 32 IX. Los pasos siguen a los besos 33 X. Las preguntas de siempre 34 XI. Los pasos nos traicionan, roban 35 XII. Eres mi corolario, el perfume 37 XIII. He estado en esta lucha 38 

ACTO SEGUNDO | (ÉL) 39 

I. Tu has cambiado mi voz 41 II. A quien cava en las sombras 43 III. Solo la devoción anda por las marismas 45 IV. Donde se funde el rojo 46 V. El silencio, un animal helado 47 VI. Ves, he venido a verte desde un punto infinito 48 VII. Hay días neutros 49 VIII. Qué miedo tener una ventana abierta 50 IX. Quiero saber si el amor se pinta los ojos o tiene 52 X.I. Hoy no quise descolgarme 54 X.II. La noche se me rompe con eco repetido 55 XI. Silencio es una forma amable de vagar por dunas abisales 56 XII. Las brumas de la noche se abrazan a los juncos 57 XIII. Si no temo hoy no hallarte es por el mar 58 

ACTO TERCERO | SILENCIO 59 

I. Los perros duermen como si nevara solo en la calle de al lado 61 II. Detrás de tu armonía está el gran silencio 62 III. Tal vez en la necesidad este dios agazapado 63 IV. Dios se ensaña con los inocentes 64 V. La tristeza es un campo de alas sin cuerpos 66 VI. La luna hoy es sombra ciega 67 Corifeo. Si abres la puerta del tiempo, la que abarca 68 

SEGUNDA PARTE | SOLO UN RAYO 69 

Cálido y temprano 69 El aullido de un niño o el llanto de un perro 71 Resulta difícil ser fácil porque van y te quieren 72 El amor tiene algo de juego indefinido 73 Mundo 74 Paradoja 75 Traía tanta estela que pensé en responder 76 Me siento a contemplar el cielo 77 Estoy bien 78 Detrás de tu armonía está el gran silencio 79 Casi no recuerdo como eran las espinas 80 Ahora, como si fuera ayer u otro día maldito 81 A veces suena 83 Circular 84 Beso 86 Cuatro caminos 87 Déjame que te esconda 89 Es posible crear lo innecesario 90 Es posible que todo haya cambiado 91 Escucha el desencanto 93 Estoy con la noche a cuestas 94 Eternidad 95 En el centro del pecho 97 Hay un silencio parecido a dios en los silbidos de la noche 99 Hay una luna redonda, redonda 100 Llueve 101 Los ojos de los hombres nadan en esperanza 102 Mar adentro 103 Moncloa 104 No es probable que quiera hablar 105 No me auxilian las palabras 106 Ars amandi 107 Quiero saber si el amor se pinta los ojos 109 Solo la rama humilde de la higuera nueva 110 Son casi las doce 111 Te cuento esto como podría contarte 112 Tiembla la noche lenta 114 He escrito versos sin alma 115 Querías llegar a pasos cortos 116 Voy a entrar 117 Una oquedad el cuerpo 118 Quiero tu cuerpo oscuro 120 Esa belleza es todo 121 Todo ha terminado 123 Visitas guiadas 124 Aquel verano 126 Andas por escaleras ocultas 127

Mercado

Envíos a TODO EL MUNDO

Libros relacionados