Boutique de poesía

Ofrenda

  

Provistos de un verbo depurado, los versos que componen el presente volumen van de camino a la esencia. Desde la firme convicción de que una estética que no aspire a la trascendencia está abocada a la esterilidad, el poeta eleva un canto que no distingue del agradecimiento, que se entrega —de ahí el título de la obra— como un obsequio a los dioses.

Colección
3 | ARS NOVA
Materia
Obras poéticas
Idioma
  • Castellano
EAN
9788494891106
ISBN
978-84-948911-0-6
Depósito legal
AS 00178-2018
Páginas
66
Ancho
14 cm
Alto
21 cm
Edición
1
Fecha publicación
14-06-2018
Edición en papel
12,00 €
14,13 US$ Añadir al carrito
También disponible en

Sobre José Manuel Camacho Vázquez

  • José Manuel Camacho Vázquez
    José Manuel Camacho Vázquez (Huelva, 1983) es profesor de filosofía. Hasta la fecha, ha publicado poesía, aforismo, artículo filosófico y traducción literaria. Ver más sobre el autor

Reseñas

Booktrailer

Contenidos

CANTOS DE LUZ | Desde el corazón hasta la luz vuelan las aves | ¡Qué gran destilación | Desnúdate en la luz | No has de tocar la luz | Paisaje has de ser, y | Cual flor salvaje, ya | MISERICORDIA | ¿De dónde este oro, chopo? | Sol poniente entre ramas | Cuando todo lo baña esta luz última... | Por agrestes colinas | VISTA DEL MONT BLANC DESDE EL MUELLE DE MORGES | Si vuelves con arena entre las manos | Por amor niega a los hombres | La mirada pura del animal | Al acabar la lluvia | Si en la tarde ves abrirse las nubes | Señor, soy tu remanso | En lo total a veces se extravía | CANTOS DE SOMBRA | Alguien sostiene el libro de las sombras | Me miro en ella como en un espejo | …Breve brisa que pasa | Deja tus vestiduras | El deshojado chopo eleva un gesto sin fe | Amplitud sin mesura | Alguien en mí me devora | Apiádate, Señor, pues me derramo | En la margen del Gozo... | Busco tierra fértil para mi rostro | ¿Qué harás cuando ninguna pena impida | Las cornisas enmarcan | Unidas van las aves | Al fin de la alameda | A los pies del lamento | Ante un cielo ya grana | Una esperanza sin forma me inquieta… | ¡Dime hacia dónde se abren los olivos | ¿Sueñas tú los viñedos? | Si dulce yerra aquel que rememora... | LO ÍNTIMO | Hoy lo advierto en la nobleza del llano | Y nosotros, portadores de ocasos

  

Libros relacionados