Boutique de poesía

Pervivencia de la palabra

y Ebriedad de la Memoria

  

Pervivencia de la Palabra es un poemario conformado por dos partes o libros complementarios (Pervivencia de la Palabra y Ebriedad de la Memoria). El tono del primero es lírico, impregnado de cierto carácter metafísico y hermético, con predominio de rimas de cuño clásico —generalmente en consonante— y prevalencia de sonetos. El segundo —en verso libre— aborda temas sociales y amatorios. El lirismo desaparece en gran medida en esta segunda parte, dando paso a composiciones más críticas e irónicas, no exentas de nostalgia.

Colección
3 | ARS NOVA
Materia
Obras poéticas
Idioma
  • Castellano
EAN
9788494912450
ISBN
978-84-949124-5-0
Depósito legal
AS 02236-2018
Páginas
126
Ancho
14 cm
Alto
21 cm
Edición
1
Fecha publicación
31-08-2018
Edición en papel
12,00 €
14,11 US$ Añadir al carrito
También disponible en

Sobre Jesús Zatón

  • Jesús Zatón
    Nace en Ribabellosa (Álava) en 1956. Licenciado en Bellas Artes y Catedrático de Dibujo. Su verdadera pasión es el arte. No solo la pintura, la escultura, la música, o el cine, sino el arte en todas sus formas de expresión. Ha expuesto sus cuadros en numerosas galerías nacionales... Ver más sobre el autor

Contenidos

   

A MODO DE POÉTICA 11 por CONCHA G. BEADES 

PERVIVENCIA DE LA PALABRA | LIBRO 1 19 

Un hilo de agua recorre... 21 ¿Quién puede asegurar... 22 Allí donde la intensa claridad... 23 Luminosos regueros encienden... 24 Mientras los pájaros... 25 Tocará la parca esta frente... 26 Se aquieta en el pecho... 27 No es el odio... 28 Se teme la muerte... 29 Ver la noche en llamas... 30 Serpentean mis pensamientos... 31 Sostiene la frente entre las manos... 32 El cálido contorno... 33 ¿Siguen los dioses apostados... 34 Remonta la sangre por las venas... 35 El presente es el olvido... 36 Algún dios olvidado... 37 Prendida la tarde en el rubor... 38 Las ninfas de esos valles y esos prados 39 Una chispa, un pensamiento... 40 Se acercaba el amor con paso quedo... 41 ¿Era amor ese dardo enardecido... 42 ¿Pudo Fidias trazar más bella frente... 43 Se contempló a sí mismo el pensamiento 44 Duerme el hombre cuando sueña... 45 Cae desmemoriada la tarde en mi alma... 46 Esas flautas y pífanos dolientes... 47 ¡Son tantos los misterios... 48 Yo fui tú... 49 Tres rosas guardo en mi jardín secreto... 50 Odia y ama el hombre en su eternidad... 51 Arrebatada la voz... 52 Deja que el alma llore si el amor... 53 Abrazarte en la mirada... 54 Brilla aún tu pecho cerrado... 55 Estoy unido a un esqueleto... 56 A veces crecen rosas... 57 Detenido al borde del profundo abismo... 58 Despojado de alas... 59 Bebamos la aurora... 60 

EBRIEDAD DE LA MEMORIA | LIBRO 2 61 

Como cada día... 63 Hoy he conversado con una mujer... 64 ¿Acaso soy el único... 65 Me pregunto cuánto silencio cabe... 66 Mira. Las plazas y las calles están llenas... 67 Con los años, sin apenas darse cuenta... 68 La vejez es una llaga profunda en la carne... 69 A veces, también mi corazón... 70 La única forma de llegar lejos... 71 Colgar en el tendal el alma recién lavada... 72 Un pozo insondable... 73 Una y otra vez, los mismos sueños... 74 ¿Cómo gritar «¡basta!»... 75 ¿De cuántos el corazón es lúgubre morada... 76 Esa infantil criatura... 77 Puso la mirada en la tarde... 78 ¡Levántate y anda! 79 ¿De qué sirven las creencias —dime—... 80 ¿Quién eres... 81 Desfigura la edad la memoria... 82 Han dejado los años... 83 El tiempo quema los días... 84 Por muy próximos que estén... 85 Arroja la vida sus muertos... 86 Sorprende la muerte cuando invade... 87 Pasan las horas con su hoz segando... 88 Sobran los poemas. Al final... 89 Es poeta... 90 Apurar el vaso de los días... 91 En el principio del principio... 92 Hay veces —tal vez demasiadas—... 93 La muerte es un tren... 94 No preguntes... 95 Celebro la vida y me celebro... 96 Suéñame mientras aún duermes... 97 Me detuve al borde mismo de tus labios... 98 Tal vez hubo un tiempo en que fui para ti... 99 Cuando era joven, cuántas veces quise recorrer... 100 Una noche me encontré perdido entre los libros... 101 Desemboqué frente a sus pies... 102 Tú eras la dama blanca del tablero... 103 Robé la luz para entregarte... 104 Me sentaste a la mesa de tu cuerpo... 105 Te inventaré de nuevo, para que seas enteramente mía... 106 Desnuda estás ante mi piel desnuda... 107 Nos hemos buscado tantas veces... 108 Vas y vienes, como las olas... 109 Con los años, la araña rutina... 110 Te marchaste, no querías —dijiste—... 111 Recuerdo aquella tarde. Mendigaba... 112 Algunas noches invento tu nombre... 113 Dos pececillos sus pechos... 114 Aún no eran las once y ya tenía prisa por dejarte... 115 Hoy me limito a escribir poemas... 116 La tarde cuando pasa... 117 Devastados paisajes trazan los cuerpos... 118

Libros relacionados