Boutique de poesía

Dondequiera que vague el día. Mateo Marco Amorós / A Cara descubierta

Ver libro

Arranca el poemario con un bellísimo poema, titulado “Alumbramiento”, que nos dibuja ese instante de sol naciente en el que el astro nos permite mirarlo cara a cara. Un instante en el que Ada Soriano evoca al contemporáneo Vladimir Kush. Pintor del surrealismo metafórico, se dice. Un sol que, quizás, queriendo ser visto perpetuamente no quisiera ser más allá del amanecer. Pero perpetuar ese momento resulta imposible y el sol, en otro instante, en otro poema titulado “Cae lento el sol”, será inmortal y victorioso. Sol que se jacta. Sol pesado que cae, sol lento, sobre las uvas, sobre los pétalos; creando un cuadro impresionante que traza pinceladas impresionistas a lo Van Gogh.