Boutique de poesía

Perplejidades y certezas

Cuando queremos definir algo erramos abusando de la comparación. Nos obsesionamos buscando parejos. Curiosamente, ahora que me pilla la relectura de “Perplejidades y certezas” releyendo a autores clásicos de la Geografía, especialmente a Eliseo Reclus, nos tienta ver, también en Zerón, la observación minuciosa del geógrafo anarquista. Por ese “observar con ojos hechizados” o ese procurar “decir el mundo” –”con una paciencia instintiva”– como apunta el poeta. Un minucioso observar con una mirada exquisitamente educada. Hermoso resulta, al final del libro, el agradecimiento del poeta a su padre. Por haberle enseñado a mirar.

Es lo que más he apreciado ahora en “Perplejidades y certezas”, una fusión plena del poeta con la naturaleza, buscando palabras para decir las perplejidades y convertirlas, si fuera posible, en evidencias. Tarea difícil, acaso quimérica, para la que Zerón, poeta experimentado, nos consuela con sus sinceras reflexiones en esa parte titulada “Apuntes para una poética”, apartado de lectura obligatoria para quienes pretendemos hacer literaturas.